lunes, 19 de diciembre de 2011

Cajas tristes

Podría empezar a mencionar decenas de canciones que expresan, más o menos, como me llevo sintiendo estos últimos meses, también podría citar frases-puñal, como las de este sábado en "La Factoría" con la Srta. Cohen. En cambio, como es habitual, no me enrollaré mucho más, e iré al grano directamente.
No se que razones tengo para quedarme y aguantar lo que estoy aguantando, ni se porque no me atrevo a dejarlo todo y respirar. Ni siquiera ellas son capaces de entenderme, y no me extraña, porque a este paso creo que voy a acabar volviéndome loca.
Estoy segura de que todo esto pasará y que dentro de un año estaré riéndome de mi misma en mi pisito de Lisboa mientras me tomo unas cervezas con la nena. Eso si que va a ser vida, vida Erasmus más concretamente.
Entre tanto, exámenes y más exámenes, que en el fondo ayudan, porque así al menos tengo la mente ocupada.
Creo que llegó el momento de tomar la iniciativa... no podemos seguir así, o acabas tu con esto o lo hago yo.

- El eje del mal (La habitación roja)

martes, 2 de agosto de 2011

Nochecita

Tirria me tengo ya, es que no me soporto, no se como narices puedo ser tan gilipollas.
Lo único que algo así me aporta es autodestrucción. Estaba genial, perfecta sin darle vueltas a las cosas que salían de ahí pero ahora me resulta imposible... ¿cómo no voy a estar de bajón día si, día también, si no hago más que escuchar cosas malas hacia mi?
Saliendo de donde salen no deberían importarme porque en fin... los que me rodean saben que no merece la pena pero ojala fuera tan fácil hacerlo como decirlo. No me entendéis.
Ahora mismo me gustaría tanto empezar a gritar y a soltar por esta boca que dios me dio, unas cuantas perlinas, para quedarme relajada para toda la semana ya... lastima que sean las 4:08 de la madrugada. Si, si casi las 4 y media de la mañana y aquí sigo, trasnochando como de costumbre, esperando algo que posiblemente nunca llegue... posiblemente suena demasiado bien, esperando algo que nunca va a llegar, sería lo más acertado. A veces me da por pensar que solo por su orgullo nunca va a llegar pero siendo realista se que nada de nada está pasando aquí y que soy demasiado inocente. Siempre peco de ingenua y nunca me doi cuenta hasta que exploto, me pongo a llorar como una desequilibrada y una de ellas viene y me abre los ojos... que triste, no? si señores, así vamos.
En fin me voy a dormir.

jueves, 14 de abril de 2011

República III


Si me quieres escribir ya sabes mi paradero, tercera brigada mixta, primera línea de fuego.


José República ha muerto... ¡¡Dadle vida, qué reviva!!

domingo, 27 de marzo de 2011

Si

Llamémosle X. Gracias a él, este último mes ha sido mucho mejor de lo que pensaba.
¡Qué narices! Llamémosle Pablo.

sábado, 19 de marzo de 2011

Mis nostálgicas manías

Sin contemplación la vida se me escapa, sin meditación la muerte me señala. Todo son indicios que me invitan a pensar, que hay algo que falla aunque parezca que no es nada. Sin ninguna duda algo malo va a pasar, aunque no quiero que creas que me rindo y nada más.
Voy a imaginar que todo está en mi mente, voy a tantear con algo diferente.
Hoy me comprometo a dejar de sospechar, cataclismos y desgracias si me dicen que no hay nada, voy procurar dejar de diagnosticar, síntomas y alteraciones, voy a mejorar.
El tiempo pasará y poco a poco iré encontrando una salida, aunque ahora no consiga mucho más. No puedo esperar que se esfumen de repente mi manías, son golosas y adictivas de verdad.
Que liberación creer en sus palabras, que satisfacción saber que no me engañan. Todo un desafío percibir la realidad, tal y como era cuando no tenía nada. Voy a permitirme algo de efectividad, quiero volver al amor y a la felicidad.
Algo se avecina, voy a armarme de osadía, hoy empiezo a machacar a mi ansiedad y a aplastar sin prisa mis nostálgicas manías, pues no las necesitaré ya mas.

lunes, 14 de marzo de 2011

Oye chico malo, deja de ponerme esa cara, si, esa.
Esto es una carta, pero a dia de hoy todavía puedo verte a través de mis palabras. No voy a preguntarte como estás, porque tú respuesta siempre será "mejor que ayer", aúnque tengas toneladas de nieve encima. Desde luego seguro que estás guapo como nadie, y tirado en el sofá encendiendo un cigarro.
Seguro que tienes la música alta y estás a punto de dormirte mientras ninguno de tus vecinos puede hacerlo.
También tendrás las manos sucias, de levantar por los aires a cualquiera más guapa, más alta y más delgada que yo. Y estarás a punto de enamorarte, yo que se... te estarás haciendo mayor.
Te estarás haciendo mayor y por eso no me llamas. ¿Te estarás olvidando de mi o sólo de saltar cornisas? Yo que se, aún me tropiezo con las piedras que tiraste por mi casa.
El caso es que se que todavía me quieres. Se te ve en esa cara de "conduzca con precaución" que se te está poniendo, y se te ve cuando me ves.
Cuando me ves dormir e incluso gritar por las mañanas. Porque se que aún me imaginas, y eso te duele, pero te saca esa sonrisa de capuyo que tú madre te dió y yo reconstruí.
Espero que no limpies el polvo con esta carta y me devuelvas las llamadas. Qué me devuelvas las llamadas o las palabras. No, no espera. Después de esta carta al menos devuélveme el orgullo, si no quieres devolverme las noches. Y si quieres... yo y mis tonterías nos vamos a otro sitio, buscamos a otro loco y nos hacemos las indiferentes.
¿Ves? Ya estamos discutiendo otra vez. No te hace falta ni abrir la boca, ni mover las manos. Haz lo que quieras, pero vuelve pronto o casi mejor, no vuelvas nunca. Si salimos de esta, te juro que te mato.

lunes, 7 de marzo de 2011

Un buen día


Me he despertado casi a las diez y me he quedado en la cama mas de tres cuartos de hora, y ha merecido la pena. Ha entrado el sol por la ventana y han brillado en el aire algunas motas de polvo. He salido a la ventana y hacia una estupenda mañana.
He bajado al bar para desayunar y he leído en el Marca que se ha lesionado el niñato... no me he acordado de ti hasta pasado un buen rato. Luego han venido estos por aquí y nos hemos bajado a tomarnos unas cañas, y me he reído con ellos.
He estado durmiendo hasta las seis y después he leído unos tebeos de Spiderman que casi no recordaba... y he salido de la cama. He puesto la tele y había un partido, y Mendieta ha marcado un gol realmente increíble, y me he puesto triste el momento justo antes de irme.
Había quedado de nuevo a las diez, y he bajado en la moto hacia los bares de siempre, donde quedaba contigo, y no hacía nada de frío.
He estado con Erik hasta las seis y nos hemos metido cuatro millones de rayas, no he vuelto a pensar en ti hasta que he llegado a casa y ya no he podido dormir como siempre me pasa.

lunes, 28 de febrero de 2011

Un poco de todo

Odio madrugar, las zanahorias, los champiñones, el color naranja, los panales de abejas, el olor a gasolina, las arañas, la olas gigantes, odio que me toquen la cara y que me tiren del pelo, no soporto que mi madre pase el aspirador por la mañana, que me mientan, que se olviden de mi, el sonido de los dientes al chocar contra el tenedor, llorar sin saber por qué. No me gusta ir a la playa y volver con todo el cuerpo lleno de arena, ni el plátano frito, ni los ascensores.
Me encanta dormir, la música, los doritos, el color negro, las uñas rojas, el sexo. Me encantan mis amigas y salir con ellas a todas horas. Adoro a mis padres y tengo la mejor perrina del mundo. Me gusta el sonido de la lluvia al caer contra el velux y ver películas de terror mientras como algo rico. Adoro las aceitunas, la cerveza, y el chocolate. Me encanta sacar fotos y que me las saquen. La nieve, el frío, las bufandas... Es genial ese cosquilleo en el estómago cuando le ves, y ponerte nerviosa solo por pensar en él. "The Beatles" fueron, son y serán la mejor banda del mundo, y "Pesadilla en el parque de atracciones", una de las mejores canciones de mis listas de reproducción. La banda sonora de "Amelie" de Yann Tiersen se merece una gran ovación, y no hay película con la que más me identifique ultimamente que la de "500 días juntos".

lunes, 7 de febrero de 2011

¡vamos!

Te levantas de la cama, 08:30 de la mañana. Parece que solo pasó media hora desde que te fuiste a dormir y pagarías por quedarte ahi metida hasta las 3 de la tarde. Dormir...
Te duchas, te vistes y sales de casa con el temor de perder el autobús, porque aunque sabes de sobra que suele pasar unos minutos antes, pocas veces te da tiempo a llegar puntual.
Hoy si, lo cogiste a tiempo y llegaste temprano a la facultad, con tiempo suficiente para comprarte un botellín de agua y sentarte a esperar un rato. No te vendría nada mal conocer gente nueva, es más, lo estás deseando. Date tiempo.
Creo que eres consciente de que tu vida está cambiando otra vez, y eso te pone un poco nerviosa...
Cambios, a veces buenos, a veces malos... en cualquiera caso, todo es acostumbrarse a ellos. Cuando lo hagas, todo será más facil.
Ah! y estudia, que te hace mucha falta...

miércoles, 2 de febrero de 2011

(500) days of Summer


Su nombre es Tom Hansen, y es posible que su historia te resulte mas familiar de lo que pensabas. Nacido en Margate (NewJersey), es un chico trabajador, honesto, guapo, fanático de los Smiths y con poco sentido del humor. Su vida es aburrida y monotona, aunque siempre va a acompañado de sus dos grandes amigos, Paul y McKenzie. Los tres forman un gran equipo. Tras sacarse la carrera de arquitectura, su maxima aspiración ha sido la de convertirse en un ingenuo escritor de tarjetas de felicitación.
Y es precisamente allí, en su oficina de tarjetas de felicitación, donde aparece ella. Una llamada telefónica urgente hace que sus caminos se crucen por primera vez.
Según Tom, el destino está escrito.
Ella es Summer Finn de Shinnecock (Michigan). Dulce, cordial y rara, muy rara, dificil de olvidar.
Así entre Belle and Sebastian, Pixies, Henry Miller o Bergman, se fueron dando cuenta de la cantidad de aficiones que compartían.
Solo les diferenciaba una simple consideracion sobre lo que es el amor. Para él es algo real, lo sientes, y si lo tienes posiblemente seas de las personas mas felices del mundo. Para Summer, en cambio, el amor no existe, y desde luego a su edad es lo último que una necesita.
Algunos cientos de días después, tras un pequeño paseo por Ikea, algún que otro cine, y muchos muchísimos besos, se dan cuenta de lo importantes que son el uno para el otro... pero no nos engañemos, lo que Tom sentía se salía de una linea que Summer no estaba dispuesta a sobrepasar.

Un "sigues siendo mi mejor amigo" lo cambio todo.

Demasiadas expectativas puestas en esa fiesta. Todas fallidas.
Después de casi 500 días juntos, no se podía creer que su chica ideal y perfecta a la que él tanto quería fuera a dar ese gran paso...

Varias semanas despues, y tras muchos dolores de cabeza, porfin salió de casa. Y fue alli, a su lugar favorito, allí donde podía observar la mejor vista del mundo para los ojos de un arquitecto, allí donde tantas veces habia estado con ella, alli donde precisamente estaba ella...
- Solo me levanté un día y lo supe
- ¿El qué?
- Pues lo que no supe seguro contigo...

No te derrumbes, y si lo haces te levantas, tantas veces como sea necesario. Empieza a trabajar de arquitecto, que es lo que realmente te apasiona, y quien sabe... seguro que pronto conocerás a Autumn.